Políticas gubernamentales en el Brasil y la Argentina de hoy

19 Dic

Los acontecimientos que están viviendo los habitantes de Brasil y Argentina de hoy, merecen la atención y el enfoque sociológico correspondiente, a fin de establecer las líneas de acción económica y políticas tomadas por los dos gobiernos orientados por tendencias neoliberales, sus impactos en la economía y la reacción en esas poblaciones.

El gobierno de Argentina actual es producto de un triunfo electoral presidencial al desplazar a un régimen auto denominado progresista, mientras el gobierno de Brasil que era considerado progresista en ese momento, en estos días es la consecuencia de la destitución presidencial vía parlamento al defenestrar a la presidenta y escoger la línea neoliberal.

De inmediato el presidente de la Argentina al asumir el manejo del gobierno dispone medidas “draconianas” como se dice en economía, despidiendo a empleados y trabajadores, eliminando subsidios, sube las tarifas del transporte terrestre urbano y de los trenes, aumenta el pago de la electricidad y del gas, disminuyendo los gastos sociales ahora y más para el próximo año, afectando los ingresos de la población, aumentando los índices de pobreza y produciendo protestas grupales y sociales, minimizadas por los noticieros locales e internacionales, además, da apertura a la inversión de capitales extranjeros y recibiendo préstamos de organismos multinacionales, endeudando de nuevo a ese país, la prensa internacional informa que la inflación llega al 40 % anual, ha caído el 3,4% el PIB, cerraron más de 2 mil empresas.

Mientras tanto en Brasil, se aplican medidas bastantes similares, llegando a disminuir los sueldos y salarios de todos los servidores públicos mediante resoluciones legislativas cuyo monto presupuestario no se moverá durante 20 años, despidiendo a empleados y trabajadores en la administración pública y en las empresas del estado, recibiendo préstamos monetarios internacionales.

Sostienen los gobernantes y sus asesores, que se requiere equilibrar los ingresos y los gastos del gobierno debido a la existencia del déficit fiscal y conseguir venga a estos países la inversión internacional, lo cual mejoraría la economía de esos países redundando en beneficios de la gente.

Junto a estas acciones de carácter financiero, el poder judicial que había sido intocado por los gobiernos progresistas entran a jugar un papel de persecución al parecer justificado o no, en contra de muchos funcionarios acusándoles de actos indebidos e ilegales devenidos en corrupción, lo cual impacta a las organizaciones políticas que sostenían los gobiernos progresistas al levantarles juicios penales a muchos dirigentes políticos.

Se advierte un cambio total al modelo político anterior al darle al “mercado” y a sus representantes la conducción total del Estado, quienes han recortado la ayuda social lograda, porque los gobiernos anteriores no pudieron manejar el equilibrio presupuestario, el orden continuo de la economía, controlar la corrupción y mantener una influencia importante a grandes sectores de la población.

Pero para implementar estas políticas de ajuste, “el bloque de clases en el poder” copian al pie de la letra el llamado “Consenso de Washington” aplicando al pie de la letra su recetario macroeconómico en espera de lograr una mejor situación económica al sistema nacional.

Se observa una dispersión de las masas que mediante el voto apoyaron en Brasil a Lula y a Dilma al perder influencia sobre las mismas, pues solo el movimiento de “los sin tierras” se han mantenido activos como fuerza organizada contra el nuevo presidente, mientras los sectores sindicales y pobladores barriales no participan masivamente contra el nuevo régimen.

Mientras en Argentina el sector sindical peronista se moviliza cada vez en mayor cantidad en contra de las políticas tomadas por el gobierno de Macri en unión a las asociaciones de empleados públicos y privados, defendiéndose de la política de ajuste del régimen argentino en el poder.

La institucionalidad adquirida mediante el proceso democrático formal donde una política de ayuda social no logró un “encuadramiento colectivo”, ha sido desplazada con las políticas del neoliberalismo permitidor del modelo capitalista en manos directo de los mismos capitalistas.

Al quedar fuera del juego político actual, las dirigencias desacreditadas y enjuiciadas por corrupción y los movimientos sociales que la sostuvieron por medio del voto directo, tenderán a desorientarse o a dividirse y al perder influencia ante las masas populares perderán elecciones, lo cual indicaría que se deberá esperar un buen tiempo para retornar con éxito a pretender ejercer la administración gubernamental.

Sin embargo, las masas populares afectadas buscaran rechazar el neoliberalismo mediante movilizaciones contestatarias cada vez mayores, existiendo la posibilidad de lograr empoderamiento mediante las votaciones, siempre y cuando se haya formado un frente que aglutine otros sectores sociales y propongan nuevos objetivos a corto plazo principalmente.

Pero hay la opción represiva clásica o semi clásica de romper el orden constitucional logrado por la derecha política, mediante la formación de un Estado Moderno de Excepción o Neo Dictadura, pues el grupo en el poder, no querrá dejar fácilmente la conducción hegemónica de Brasil y de Argentina.

Anuncios

2 comentarios to “Políticas gubernamentales en el Brasil y la Argentina de hoy”

  1. Soc. José Ramírez diciembre 19, 2016 a 18:59 #

    Es lamentable la circunstancia estructural por falta de honradez, que traicionó a sus mandantes y desmoronó a la verdadera izquierda. No amerita maquillaje ni allá ni acá.

    Es hora de la búsqueda irrefutable de corrompidos del sistema, de la Informatología Social, al menos con la inmediata extirpación de los malos elementos desde mayor a menor rango.

    “Las novelas negras son tan populares porque hay casos de corrupción similares en todas partes”. – Qiu Xiaolong

    JR

    • Dalton Espin alarcon enero 1, 2017 a 10:01 #

      La corrupcion es uno de los factores que inciden en las votaciones presidenciales siempre, pues la mayoria de la poblacion no puede respaldar actos delictivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: