Mármol

1 Dic

Recordar a un personaje conocido o no, implica en nuestro medio un riesgo a la incomprensión generalizada, algunos opinarán que el individuo no merecía tal deferencia, pues era un hombre malo y dañado cuyo comportamiento insociable no merece atención histórica, mientras otras personas dirán que era un hombre bueno y muy valioso, con un comportamiento aceptable a ser recordado, mientras otros que de lejos lo conocieron se asombraron con su historia y sus acciones.

Francisco Mármol Avilés fue un guayaquileño que le toco vivir en una  época turbulenta de Ecuador, en una sociedad con muchos problemas internos y con influencias internacionales muy gravitantes para los habitantes de aquel entonces, y es en este contexto como debemos recordar a nuestro amigo Pancho como le decíamos. 

Juventud rebelde la de esa época, influenciada por la revolución cubana, por el anticomunismo estadounidense de la guerra fría, junto con la propaganda a favor de la URSS, por el rechazo a las dictaduras militares de los años 60 y 70, llevaron a la insurgencia a este sector de la población, y en este contexto, tuvo un papel destacado al llevarlo a la protesta callejera, para luego integrarse en la Guerrilla del Toachi, donde cae prisionero y llevado al Penal García Moreno en Quito, para luego escaparse, exiliándose en Brasil donde será vendedor ambulante (me dijo, que la ciudad perfecta para vivir era Río de Janeiro) y luego viajo a Cuba, donde según él aprobó los 20 kilómetros en el entrenamiento guerrillero.

Estudió física en La Habana, acercándose a alistarse militarmente cuando se dió la invasión de Playa Girón en Bahía de Cochino, pero no lo aceptaron por ser extranjero, también le toco estar allá en el problema de los misiles, luego se instala en la ciudad de Panamá donde estudia Sociología y se dedica al comercio de ropa, para luego regresar a su Guayaquil querido, donde continúa sus estudios Sociología y Derecho.

Siempre contrario a Velasco Ibarra, a tal punto de viajar por tierra a Lima para protestar por la presencia de Velasco en Perú.

Recuerdan de esa época en la calle Guayaquil de la ciudad de Quito cuando marchaban los velasquistas, Mármol detiene su carro viejo y les lanza una lacrimógena pero el carro no prendía y la turba iracunda reacciona, ante lo cual hizo que Mármol disparara con un viejo revólver y felizmente el carro prendió y escapó.

Amigo personal del Dr. Jaime Roldós Aguilera lo llevó a estar cerca de él en la campaña electoral en la presidencia, donde consigue trabajar como empresario privado en el área de la construcción, dedicándose a esta actividad, hasta lograr construir su propio cultivo de camarones y al retornar a Guayaquil su carro choca contra un árbol muriendo en una clínica privada.

Personaje de ideas ocurridas y jocosas, al que le gustaba la música del Caribe, tanto la antigua como la actual al que la tarareaba siempre; con su equipo caminero recorría todo el Ecuador y donde quiera que estuviera trabajando tenía como costumbre bañarse en pozos, esteros, riachuelos, ríos o lagunas, Pancho Mármol era buen orador político en su juventud, con intervenciones cortas y precisas.

Pienso que ni él mismo entendió su presencia histórica y por lo tanto no aclaró su papel político – social y la existencia para valorase positivamente, pues la lucha contra las dictaduras militares trajeron la actual democracia.

Dalton, -me dijo un día- a los izquierdistas nos están esperando en los hospitales y allí nos matan, y parece que tenía razón.

Anuncios

6 comentarios to “Mármol”

  1. Juan Vareles diciembre 1, 2015 a 22:10 #

    Pancho Mármol, figura señera de los tiempos épicos del movimiento juvenil ecuatoriano, FESE, FEUE, URGE, PSE, PC, cuando se realizaron las jornadas de lucha contra dictaduras y politiqueros de la derecha, autoritarios déspotas y represivos la dictadura de Castro Jijón, el Social Cristiano Camilo Ponce, y el Caudillo Velasco Ibarra.
    Poco se conoce de los jóvenes de esa época de la lucha por Cuba libre, Viva Fidel, del Che Guevara y la Sierra Maestra, que fueron paradigmas de los sesentas, recordar a Pancho Mármol es desempolvar la memoria histórica de una juventud idealista que entregó todo, que tenían muchos defectos pero así mismo tenían un gran corazón y sentimientos genuinos; entonces se me viene a mi mente al Cholo Castro, Coquin Alvarado, Cocoroco Moran, y otros que no los menciono porque aún están vivos y no hay que mezclarlos con los que ya partieron.
    Recordar anécdotas como las broncas de las cinco de la tarde entre los jóvenes izquierdistas que salían al encuentro del grupo de derecha desde Boyacá y 10 de Agosto (boca 10), mientras los jóvenes derechistas los esperaban en Boyacá y 9 de Octubre (boca 9), con quienes se medían a puño limpio como era la costumbre entre rivales de barrio.
    Luego las manifestaciones que salían desde los colegios Vicente Rocafuerte y Aguirre Abad, por la mañana y por la noche del Borja Lavallen, cuando se protestaba contra gobiernos populistas y militares represivos, por la democratización de la enseñanza, presupuesto para la educación, el libre ingreso a la universidad, muchos jóvenes murieron en esas luchas en Guayaquil y en todo el País.
    Si no contamos la historia de quienes nos antecedieron, nadie contara la historia nuestra.

    • Dalton Espin alarcon diciembre 2, 2015 a 9:17 #

      Gracias Dr. Vareles – Importante es recordar a personajes que no deben ser olvidados porque hicieron aportes historicos y sus actos pueden servir para tener un marco de referencia, pues algo nos enseNan

  2. Gerardo Venegas de La Torre diciembre 2, 2015 a 7:19 #

    PRIMERO MUY BIEN REDACTADO. NARRACION DEL INDIVIDUO Y EL  ONTEXTO MUY BIEN. MANDA A EL TELEGRAFO U OTRO MEDIO.ESPERO QUE ESTES BIEN DE SALUD.

    • Dalton Espin alarcon diciembre 2, 2015 a 9:13 #

      Maestro Venegas – gracias por tus comentarios – hay mucho que escribir de aquellos luchadores gracias a los cuales hoy tenemos un proceso democratico al cual hay que mejorarlo.

  3. Melissa Jaramillo diciembre 2, 2015 a 9:29 #

    Buen día Sr. Espín: Saludos desde Panamá, República de Panamá.
    Es agradable saber sobre la vida del señor Francisco Mármol, pues era muy poco lo que conocíamos de él.

    Gracias.

    • Dalton Espin alarcon diciembre 6, 2015 a 16:33 #

      Saludos – Gracias por haber leido de este amigo – He tratado de rescatar a 3 personas importantes en mi columnas – Eloy Moran Murillo – Sergion Roman armendariz – Francisco Marmol avilez – y espero anotar a otras personas que conoci y que fueron gente importante en mi pais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: