Hacia una Sociología de la Sociología, 49 años en Guayaquil

14 Oct

Incluir todos los elementos participantes acaecidos en un contexto en movimiento durante 49 años, estableciendo puntualmente, las interacciones predominantes en conjunción con las de menor influjo, es la tarea del investigador de lo histórico institucional y lo social subyacente, sumando también la acción política puntual en ese medio siglo ocurrido, donde lo internacional entra en juego en lo académico universitario y la producción de los graduados profesionales en dicha institución.

La literatura consultada sobre la existencia de la sociología como profesión generada en las universidades latinoamericanas indican que la mayoría de los egresados de las escuelas de sociología y ciencias políticas se dedican a la enseñanza y promoción de las ciencias sociales no solamente en Ecuador, sino en todos los países donde existen academias o escuelas relacionadas a la formación de profesionales, se anota también que un porcentaje menor se dedican a la investigación empírica en institutos públicos o privados o en fundaciones locales o internacionales, mientras otro grupo de profesionales trabajan en la burocracia en instituciones públicas de los gobiernos, elaborando proyectos de intervención o dirigiendo las acciones gubernamentales fiscalizando o evaluándolas; además, hay profesionales que solos o en grupos exponen criterios en diversos temas con sus comentarios individuales, son lo que en Ecuador un expresidente los denominó “sociólogos vagos”.

Sigue leyendo
Imagen 1 Oct

III Conversatorio de Sociología Electoral Ecuatoriana

23 Sep

A la Sociología Latinoamericana

7 Sep

Gran foto, tomada en los claustros de la academia: Dos genio de la ciencia social. Realicé mi aporte hablando sobre ellos.

¿Cómo entender la inhabilidad del artículo 149 de la Constitución?

24 Ago

En los últimos días se ha insistido mucho que el artículo 149 de la Constitución, al establecer que el Vicepresidente está sujeto a las mismas inhabilidades previstas para el Presidente, consecuentemente no puede ser candidato a dicho cargo, quien ya ha sido reelecto para el cargo de Presidente, es decir, claramente estamos ante una extensión de la inhabilidad de un cargo hacia otro y todo producto de que se lee “mismas”. ¿Es correcto hacer esta extensión? Mi criterio es que no, pero para dejar el derecho a la duda, planteo lo siguiente para el análisis y quizá con las mejores respuestas, incluso hasta cambie de opinión.

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: